Croquetas veganas de setas portobello

TIEMPO PREPARACIÓN

1 hora

RACIONES

6

DIFICULTAD

Media

Creo que podría contar con los dedos de una mano a las personas que conozco a las que no les gusta la lasaña. Su preparación parece laboriosa pero en realidad es sencilla y el resultado es muy agradecido.

Os dejo aquí una receta de lasaña vegana con soja texturizada súper sabrosa y os animo a que probéis a hacerla cuando tengáis invitados en casa, sean veganos o no, porque ¡les va a encantar a todos!

RECETA DE LASAÑA VEGANA DE SOJA TEXTURIZADA

Aquí tenéis la lista de ingredientes y los pasos a seguir para preparar esta deliciosa lasaña vegana de soja texturizada, ¡espero que os guste tanto como a mi!

INGREDIENTES PARA EL RELLENO Y LA PASTA

  • 200 gr de soja texturizada fina

  • 1 cebolla

  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñas

  • 1/2 pimiento verde

  • 1/2 pimiento rojo

  • 350 gr de tomate frito

  • Orégano

  • Sazonador de pollo (mezcla de especias que se venden juntas entre las que están el ajo, el tomillo, el pimentón…)

  • Sal

  • Pimienta

  • 12 placas de pasta para lasaña

INGREDIENTES PARA LA BECHAMEL

  • 2 vasos de leche de soja sin azúcar (o cualquier leche vegetal sin azúcar)

  • 4 cucharadas de harina

  • Sal

  • Pimienta

  • Aceite de oliva

  • Nuez moscada

INGREDIENTES PARA EL QUESO DE ANACARDOS

  • 50 gr de anacardos crudos

  • Levadura nutricional

  • Sal

PASO A PASO – CÓMO HACER LASAÑA VEGANA DE SOJA TEXTURIZADA

  • Como os he comentado ya en alguna ocasión, a mi me gusta cortar todos los ingredientes antes de ponerme a cocinar para tenerlo todo listo así que el primer paso sería picar la cebolla en trocitos finos, los pimientos y las zanahorias peladas y echarlos por separado en pequeños boles.

  • Antes de ponernos a hacer el sofrito ponemos la soja texturizada en un bol con agua para que se hidrate mientras.

  • En una sartén grande con un chorrito de aceite rehogamos la cebolla a fuego medio hasta que empiece a reblandecerse y a transparentarse un poquito.

  • Añadimos a la sartén la zanahoria y seguimos sofriendo a fuego medio, removiendo de vez en cuando para que se mezclen y no se quemen.

  • Cuando veamos que la zanahoria está más blandita, añadimos el pimiento y seguimos removiendo de vez en cuando.

  • Una vez que veamos que todas las verduras que tenemos en la sartén se van dorando, escurrimos con ayuda de un colador la soja hidratada y apretamos un poquito para quitar el exceso de agua. Añadimos la soja a la sartén y echamos orégano y una o dos cucharaditas de sazonador (la mezcla de ajo, pimentón y otras especias de este sazonador le da un gusto alucinante al relleno).

  • Salpimentamos y removemos durante unos minutos antes de echar el tomate frito.

  • Cuanto echemos el tomate frito en la sartén bajamos un poco el fuego y removemos un par de minutos hasta que se caliente y se mezcle todo. Yo a veces suelo añadir un poquito más de orégano porque me encanta.

  • Ya tenemos hecho el relleno de la lasaña, apagamos el fuego y reservamos mientras hacemos el resto.

  • Ahora le toca el turno a la bechamel. En una olla pequeña añadimos 4 cucharadas de harina de trigo y removemos unos segundos antes de echar las 2 tazas de leche de soja sin azúcar.

  • Removemos bien y cuando veamos que empieza a espesar un poco echamos un chorrito de aceite de oliva, una cucharadita de nuez moscada, sal y pimienta y continuamos removiendo sin parar hasta que la bechamel coja la consistencia deseada.

  • Y, por último, antes de montar la lasaña haremos el queso vegano para echarle encima.

  • En un vaso alto en el que podamos batir de forma sencilla echamos los anacardos, una pizca de sal y una cucharada de levadura nutricional y lo batimos todo bien con la batidora. Yo lo que suelo hacer es ir probando la mezcla y echar más de levadura si es necesario, hasta que coja ese «sabor a queso».

  • ¡Ya tenemos todo listo! Nos queda montar la lasaña y hornear.

  • En una fuente cuadrada para hornear ponemos 4 placas de lasaña, una capa de relleno de soja, otras 4 placas, otra capa de relleno, 4 placas más y encima vertemos la bechamel. Las instrucciones de la preparación de placas dependerán de las que hayáis comprado y tengáis en casa, tendréis que seguir las instrucciones que vengan en la caja.

  • Por último esparcimos encima de la bechamel el queso de anacardos que hemos hecho y lo metemos al horno que habremos precalentado previamente 10 min a 180 grados. Lo dejamos en el horno unos 15 minutos, revisando de vez en cuando para que no se queme. Cuando veamos que la bechamel y el quesito empiezan a dorarse un poco, apagamos y dejamos enfriar.

  • ¡A disfrutar!

Croquetas veganas de setas portobello

¿Te ha gustado la receta?