Croquetas veganas de setas portobello

TIEMPO PREPARACIÓN

40 minutos

RACIONES

4

DIFICULTAD

Baja

La frittata es un plato de origen italiano con un aspecto que recuerda a nuestra tortilla de patatas que permite múltiples variaciones. Hoy os traigo una receta de frittata vegana de calabacín y champiñones que espero que os guste tanto como a mi, además es sencilla y no se tarda mucho en preparar y puedes servirla tanto de entrante/picoteo como de plato principal.

RECETA DE FRITTATA VEGANA DE CALABACÍN Y CHAMPIÑONES

Si queréis probar esta receta aquí os dejo los ingredientes y los pasos que he seguido para hacerla, ¡manos a la obra!

INGREDIENTES

  • 1 cebolla

  • 100 gr de pimiento verde

  • 1 calabacín

  • 1 puerro

  • 1/2 bandeja de champiñones (120 gr aprox)

  • 1 bloque de tofu

  • 1/2 taza de harina de garbanzo

  • 1 taza de agua

  • Aceite de oliva

  • Sal y pimienta

PASO A PASO – CÓMO HACER FRITTATA VEGANA DE CALABACÍN Y CHAMPIÑONES

  • Picamos la cebolla y engrasamos una sartén grande con aceite de oliva y encendemos el fuego. Cuando el aceite esté caliente echamos la cebolla y la dejamos pochar a fuego medio/bajo.

  • Mientras tanto picamos el puerro y, cuando la cebolla esté pochadita, lo añadimos a la sartén y mantenemos a fuego medio/bajo removiendo de vez en cuando.

  • Picamos el pimiento verde y cuando el puerro esté blandito, lo añadimos a la sartén también.

  • Ahora es el turno del calabacín. Lo cortamos en cuadraditos pequeños sin quitarle la piel y cuando el pimiento esté blando lo añadimos también a la sartén y subimos ligeramente el fuego.

  • Cuando el calabacín se esté ablandando, cortamos los champiñones en tiras y los añadimos a la sartén y salpimentamos.

  • Dejamos las verduras a fuego medio hasta que veamos que está todo bien hecho y haya reducido el agüita que sueltan los champiñones y, cuando estén, apagamos el fuego.

  • Your Content Goes Here
  • En un cuenco mezclamos la harina de garbanzo con el agua y batimos hasta que tenga textura de huevo batido. Echamos también una pizca de sal y añadimos la mezcla a la sartén, removiendo para que se integre bien con las verduras.

  • Por último, desmenuzamos bien el tofu y lo mezclamos con las verduras y la harina de garbanzo y lo echamos todo en un molde para horno. Yo he usado uno de 26 cm de diámetro.

  • Precalentamos el horno a 200 grados y cuando esté caliente metemos el recipiente durante 15-2o minutos, comprobando de vez en cuando pinchando la frittata con un cuchillo para ver cómo va. Si pasados esos 15-20 minutos está demasiado «cruda» para vuestro gusto, podéis dejarla un poco más vigilando que no se os queme.

  • Cuando esté a vuestro gusto, la sacáis del horno, esperamos unos minutos a que se enfríe para sacarla del molde y… ¡Ya tenemos nuestra frittata vegana lista para hincharle el diente! ¡Que aproveche!

Croquetas veganas de setas portobello

¿Te ha gustado la receta?