Croquetas veganas de setas portobello

TIEMPO PREPARACIÓN

45 minutos

RACIONES

8

DIFICULTAD

Media

La tarta de queso siempre me encantó desde pequeña (bueno, el queso en general), y uno de mis mayores «miedos» cuando dejé de tomar lácteos era encontrar productos que se parecieran en sabor o textura. Lo que descubrí después (y sigo haciendo) es la inmensa variedad de opciones y productos que en muchas ocasiones ¡son incluso más sabrosos! Y para muestra esta MARAVILLOSA (sí, en mayúsculas) tarta de queso vegana con crema de cacahuete.

El otro día se me antojó tarta y experimentando salió esta receta que está ¡para morirse de buena! El gusto que tiene a crema de cacahuete la hace además perfecta, y la textura quedó súper bien. ¡Creo que va a formar parte de mi TOP 10 de recetas!

RECETA DE TARTA DE QUESO VEGANA CON CREMA DE CACAHUETE

Aquí os dejo la lista de ingredientes y los pasos a seguir para preparar esta tarta de queso vegana con crema de cacahuete, ¡a cocinar se ha dicho!

INGREDIENTES

  • 26 galletas veganas tipo Digestive

  • 200 gr de anacardos previamente remojados (2-3 hrs)

  • 1 lata de leche de coco (400 ml)

  • 160 gr de queso vegano tipo philadelphia

  • 12 dátiles deshuesados

  • 2 cucharadas de aceite de coco

  • 4 cucharadas de crema de cacahuete

  • 2 cucharaditas de agar agar (gelificante vegetal)

PASO A PASO – CÓMO HACER TARTA DE QUESO VEGANA CON CREMA DE CACAHUETE

  • Trituramos 20 galletas y las mezclamos bien con dos cucharadas de aceite de coco hasta que se integre todo bien.

  • Cortamos papel de horno con la forma de la base del molde que vayamos a utilizar (yo he usado uno desmontable) y lo ponemos para que luego sacar la tarta sea más fácil. A continuación esparcimos la masa que hemos hecho con las galletas en la base del molde hasta que quede firme y compacta ayudándonos con una cuchara para presionar. Introducimos el molde en la nevera mientras hacemos el resto de la tarta.

  • Escurrimos y enjuagamos los anacardos y los batimos bien.

  • Añadimos los dátiles y el queso vegano (yo he usado el de sheese) y trituramos todo junto con ayuda de una batidora o un robot de cocina. Cuando lo tengamos todo bien triturado lo reservamos para más adelante.

  • En una olla pequeña calentamos la leche de coco con el agar agar, un gelificante natural que podéis encontrar en el supermercado, y llevamos a ebullición sin dejar de remover. Cuando empiece a espesar apagamos el fuego.

  • Vertemos el contenido de la olla en el recipiente donde tenemos los anacardos, los dátiles y el queso vegano triturados. Añadimos además las cucharadas de crema de cacahuete y volvemos a batir bien con la batidora hasta que quede todo bien integrado.

  • Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla que acabamos de hacer.

  • Volvemos a introducir el molde en la nevera y dejamos enfriar durante varias horas (yo suelo dejarlo toda la noche hasta el día siguiente).

  • Cuando hayan pasado por lo menos dos horas trituramos las 6 galletas que nos quedaban y decoramos la parte superior de la tarta.

  • Ahora solo queda servir ¡y degustar esta delicia!

Croquetas veganas de setas portobello

¿Te ha gustado la receta?